El Ataifor Fatimí del Elefante es la pieza del mes de Mayo en el Museo de la Alhambra, que enseña los misterios de la cerámica fatimí con reflejos dorados a través de esta pieza única y muy singular de su colección. Una pieza que nos lleva hasta el Egipto en la Edad Media, concretamente, hasta el antiguo núcleo de Fustat que más tarde sería Al-Qahira (El Cairo).

Dicha pieza de cerámica esta compuesta por un grabado en el centro de su forma circular con la figura de un elefante que representa la virtud del conocimiento sobre la naturaleza, donde podemos ve representada en diferentes vinilos alrededor del animal en forma de lianas y formas vegetales.

La dinastía fatimí con su asentamiento en Egipto, hizo que las artes vivieran un renacimiento. Con la creación de la ciudad de El Cairo se erigió una “ciudad palacio”, la nueva arquitectura trasformó la urbe con mezquitas, palacios y monumentos funerarios y conmemorativos. Los artesanos se afanaban en dotar a la corte y a su entorno de objetos áulicos. Tras el ocaso de la dinastía y decaimiento de su medio, las artes decorativas son prueba de una refinada sociedad dotada de una artesanía con plena destreza en el uso de la técnica y muy característica por la representación de sus motivos ornamentales.

Por analogías y semejanzas el arte fatimí se va nutriendo en el presente de las colecciones públicas y privadas no solo en El Cairo, sino a nivel internacional, donde el ataifor fatimí del elefante es junto a otras piezas del Museo de la Alhambra una hermosa muestra de ello.

  • Horario: Los sábados a las 12 h
  • Lugar: Museo de la Alhambra, Palacio Carlos V
Translate »